lunes, 16 de enero de 2012

De rebajas


Un año más se llega el momento de las rebajas. Los escaparates visten sus maniquíes de gala para atraer a los consumidores. Como por arte de magia una prenda que costaba 50 euros ahora vale 20, en otras la oferta es menos tangible, de 80 euros pasamos a 79, pero con una etiqueta amarilla muy grande que llame la atención, todo una ganga, así son las rebajas.

Basta con prestar un poco de atención para darse cuenta de que muchas de las cosas que están en período de rebajas están a un precio (lo llamaré con cautela) razonable, porque su coste era con anterioridad desorbitado. Así funciona el negocio. Además hay tiendas que sacan productos de otras temporadas que están pasadas, pero que nos las ofrecen como oportunidades de última hora. Otros comercios se las ingenian para atraer a clientes de la forma más insospechada "Venga usted a comprar en ropa interior y se llevará un buen precio, incluso gratis", de esta manera hacen una publicidad extraordinaria y salen gratis en los medios, con lo que se ahorran una pasta. En fin, que las rebajas son todo un acontecimiento que los ciudadanos de a pie esperamos como agua de mayo para ahorrar unos céntimos y así los comercios tienen la oportunidad de volver a comprar género nuevo, para ponerlo a buen precio, un poco alto, para poder jugar con nosotros cuando lleguen las rebajas...

Un vuelo barato a Barcelona te daría la oportunidad de encontrar cientos de tiendas llenas de rebajas esperando al consumido más ávido de encontrar la última ganga.

5 comentarios:

  1. A por las rebajas!!!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo no soy muy de rebajas pero debo confesar que hace unos días estuve de tiendas y me traje algunas cosas monas. No todo lo que ponen en rebajas merece la pena, hay que rebuscar mucho, pero bueno, con paciencia, siempre se puede encontrar algo.

    La maniquí de tu foto es muy original :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Si yo te contara... de jovencito (15, 16, 17 años) trabajé algunas temporadas en una tienda de juguetes, y recuerdo una vez que había una serie de juegos que no se vendían ni a tiros. Valían, no sé, quizá 900ptas. Un día, la jefa, puso un cartel: "antes 1500 ahora 1200"... resultado: vendimos todos. Así que, desde entonces, no me creo mucho lo de las rebajas ni los descuentos.
    Me gusta la foto, la actitud de la maniquí es muy chic.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno ese maniquí ¡¡¡¡ Dicen que las rrebajas este año han empezado mucho antes con la crisis . Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. La expresión excéptica de maniquí lo dice todo..."de rebajas"...Quienes hemos trabajado en el comercio sabemos lo relativo de ese concepto. Y aún podemos decir que estamos de suerte, en otros sitios "producen" expresamente para la temporada de rebajas, y los de a pie, aunque no lo reconozcamos :) siempre picamos en algún anzuelo.
    Mi primera visita del año, y mi primer abrazo...sin rebajas :)

    ResponderEliminar