domingo, 3 de junio de 2012

Las tres Marías


Cuando vi la imagen me dio un poco de miedo, lo confieso. Estaban esperándome para que les hiciera la foto con esas miradas penetrantes, da la sensación de que te estén clavando los ojos. Parecen tres muñecas sacadas de una película de terror que de un momento a otro vayan a coger vida dándoles vueltas el cuello de un lado para otro. A lo mejor estoy exagerando un poco. Pero ya he contado varias veces en el blog que soy un poco exagerado. Después estuve mirando con tranquilidad la foto y pensé que también podría ser una versión moderna y tétrica de Las tres Marías (esta última frase la digo con humor, porque además de exagerar también me gusta ponerle un poco de humor a las cosas). Pobre niña la que tuviera que jugar con estos tres elementos, aunque alguna vez he visto niños que con sus actos daban más miedos que las propias muñecas.

5 comentarios:

  1. Excelentes tonalidades y muy expresiva. Me gusta esta composición. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Love those eye and they are wonderful in black and white!

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo una de esas muñecas, con el pelo hecho un estropajo y unos ojos abiertos como platos. Cuando era pequeña me encantaba mi muñeca. Después le perdí la pista pero debí suponer que mi madre la había guardado, como así fue. Ahora de nuevo la tengo y de verdad que no sé qué hacer con ella. Por un lado, me recuerda mi infancia y eso me enternece, pero por otro lado casi estoy por tirarla a la basura.

    Javier, veo que en tu mosaico las fotos con cuadradas, pero en la foto que nos dejas, por ejemplo, esta última de las muñecas, la foto es rectangular, ¿cómo haces para que resulte cuadrada sin perder las proporciones?

    Por cierto... me encanta tu mosaico en blanco y negro, aunque no tengo ni idea de cómo lo haces.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. No creas, creo que cualquier chiquilla podría inventar mil y una historia jugando con estas muñecas, es lo que tiene ser niños, que ven la vida desde una perspectiva de lo mas natural, la imaginación al poder...abrazzzusss

    ResponderEliminar
  5. Realmente sí que dan miedo. Me gusta cómo la has visto, Javier.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar