Barcelona Fotos Barcelona Fotos Barcelona Fotos

martes, 17 de abril de 2012

La vendedora de sorpresas


Cuando vi a esta señora vendiendo sorpresas por 1 euro no pude evitar fotografiarla, a veces se me va un poco la cabeza, porque la situación me resultó incluso poética. Poder comprar una sorpresa por un euro. Las sorpresas a veces son bienvenidas, pero otras son un verdadero desastre, incluso desagradables. Porque el término es el mismo, pero depende de como sea o de quien te la dé, la sorpresa toma un cariz u otro diferente. Además me pregunto qué matiz debe tener un acontecimiento para que se convierta a la categoría de sorpresa.

Quiero pensar que todas las sorpresas que estaban a la venta eran agradables, lo que no quita que pudieran ser decepcionantes, porque tal como esta la vida por un euro poca "sustancia" pueden guardar las cajitas. Imagino poder llegar a la señora y decirle "mire usted, hoy tengo un día raro, tome mi euro y deme la sorpresa". Y que de la cajita saliese algo agradable, inesperado, que hiciese que de pronto el día se tornase distinto. Lo que digo, que a veces se me va un poco la cabeza...

10 comentarios:

  1. Javier no solo la foto es buena, me gusta la reflexión que has hecho sobre ella, denota que eres un romántico empedernido!!!

    Un abrazo,
    elena

    ResponderEliminar
  2. love sorpresas !! great shot of life !

    ResponderEliminar
  3. Que sorpresa de foto y que encanto y ternura hay en las pequeñas cosas. Buena semana

    ResponderEliminar
  4. me a gustado tanto lo que has dicho como la fotografía dan ganas de acercarse y comprarle algo a la señora jeje.

    ResponderEliminar
  5. La sorpresa está en tu foto,..., y además es gratis para nosotros, gracias.

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno Javier! que ingenio el de esta señora, me encanta! podría estar vacío...sería tb una sorpresa! :)

    ResponderEliminar
  7. Muy bonita foto, y tierna. seguro que estas sorpresas son más inofensivas que las que nos brinda el gobierno cada mañana. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Si hay algo que suele escasear y no es en este caso, es la originalidad, muy original desde luego vender sorpresas, y muy curiosa la toma desde luego, saludos...

    ResponderEliminar
  9. Sabes? hoy me hiciste sonreir.
    Cuando yo era niña había una señora así camino del colegio y te puedo asegurar que por 15 pesetas de antaño, me alegraba el día con una bola saltarina de colorines.
    a veces, es una pena crecer.
    Preciosa imagen, gracias por el recuerdo.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Qué bonita sería que pudiéramos comprar sorpresas (agradables) por sólo un euro. El vendedor se haría de oro. Tanto el momento, como la foto y tu texto me han encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar