jueves, 9 de febrero de 2012

Una de dragones

La ciudad está ligada a la figura del dragón desde tiempos inmerobles y para siempre. En cualquier lugar puedes encontrarte con tan ilustre y fabuloso animal. Cuando hay alguna fiesta popular en Barcelona, es muy común encontrarse la calle llena de dragones. Llegan de todos los lugares, como por arte de magia, en cada esquina del centro, puedes encontrar un dragón incluso echando fuego por la boca. Y la gente que los mira, lejos de asustarse, acostumbra a dejarse llevar por el espectáculo participando al ritmo de la música que hace que el dragón baile de un lado para otro como si se le fuera la vida en el recorrido que hace.

Hay cientos de vuelos a Barcelona cada día, si llegas en fiestas a la ciudad, no dudes de que en algún momento encontrarás alguno por la calle que te sorprenderá con su magia.

9 comentarios:

  1. EStuve en Barcelona con mi familia (mi marido y mis hijos). Ellos ya no son pequeños, y disfrutaron de la ciudad, de su encanto, de su cultura, de sus gentes...
    Hermosísima ciudad que me sorprendió y me cautivó. La gente se mostró muy amable. Y nos dieron ganas de volver.
    En blanco y negro, o a color, es una gran ciudad.

    ResponderEliminar
  2. ah. Me gusta la fotografía, aunque no sepa utilizar bien las cámaras.
    Pero disfruto de una buena instantánea. Valoro el trabajo que hay detrás, y la sensibilidad.
    Y también me gusta la cocina, de hecho tengo dos blogs dedicados a ella. En general, y para estudiantes.
    Te invito,s i te apetece, a conocerlos:
    COCINAR SIN MIEDO, y COCINA PARA ESTUDIANTES (cocinayestudiasinmiedo.blogspot.com).

    ResponderEliminar
  3. Como bien dices, no todas las ventanas son iguales; ¡desde algunas de ellas se pueden ver dragones! Así, "casamos" las dos perfectas instantáneas. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Javier buena instantánea gracias por su visita feliz semana Saludos desde
    Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  5. Tuve la oportunidad de ver dragones en las fiestas de la Merced. Me gustó todo lo que viví allí. Era la primera vez que estaba en aquell fiesta y fue realmente estupendo, como tus fotos, Javier.

    Gracias y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. He visitado tu blog y lo encuentro magnífico. Tienes una manera de ver sensible y sugerente. La Barcelona que muestras en blanco y negro además de bella, tiene misterio. En cuanto a los dragones esas bestias, con alas y escamas, con cabezas de león, águila u otros animales formaban parte de la imaginación de artistas medievales que tenían su origen en mitos muy antiguos. Los hay en variedad de materiales como hierro forjado, piedra, ladrillo o cerámica y el modernismo catalán (1880-1930) los actualizó. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Me gustas los dragones, pero admito que verme en medio de un correfoc rodeado de diables no me hizo mucha gracia. Es que soy un miedica con las tracas y los petardos. Mejro verlos en tus fotos :)
    Abrazos y buena semana.

    ResponderEliminar
  8. Bonita foto, me encantan las tonalidades de ese magnífico dragón. además estamos en el año del dragón. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Me gustan los dragones y me gusta el correfoc. Son signos de identidad y de tradición. Me gusta el punto de vista de la foto.
    Un abrazo.

    PD: a ver cuánto tarda en cargarse el comentario...

    ResponderEliminar