viernes, 26 de agosto de 2011

La eterna disputa



Mantengo con mi mujer una eterna disputa. Cuando voy por la calle me empeño en fotografiar a gente que no conozco de nada y que por algún motivo me llama la atención. Me dice siempre que no debería hacerlo, que rompo su intimidad, que cualquier día me van a romper la cara. Por supuesto le digo que no, que por qué motivo va a suceder algo parecido (ahora que no se entera tengo que decir que más de una vez he pensado que tiene mucha razón, como siempre...) Luego, cuando vamos a exposiciones de fotografías y vemos fotos de personas que han pillado en algún lugar, intento convencerla de que siempre se han fotografiado a personas anónimas y que estas fotos tienen un encanto especial. Realmente me resulta un tipo de fotografía muy interesante, modelos anónimos que forman parte del paisaje urbano. Desde luego nada que ver con la fotografía que podemos hacer a una persona en el estudio cuando es consciente de la fotografía y tienes a tu alcance los medios técnicos necesarios para conseguir la foto deseada. Pero la idea de fotografiar a personas que pasan por la calle me fascina y lo mejor de todo es que aún no he conseguido averiguar por qué me pasa.

11 comentarios:

  1. aiiiii tu mujer!!!!!! que és una "rundinaire"...
    besitos

    ResponderEliminar
  2. ¿Quizá porque te interesa el ser humano?:)
    Ellos son el espejo en el que nos miramos, consciente o inconscientemente :), esto la mayor parte de las veces, jeje...

    Y, bueno, yo también fotografío a personas, y excepto en la época en la que algo estaba sucediendo para que entendiera, las personas, por lo general, aceptan muy bien que las fotografíes.

    Lo que somos lo transmitimos, y mucho más lo que sentimos...
    Un abrazo :)Uno también para tu mujer, de mi parte, pero dado por ti,que es más bonito :)

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, me encanta el juego de luz y sombra y ese entente que los dos transmiten... tan poco preocupados por la imagen que dan... qué bueno que todos pudiéramos estar así siempre... ajenos a lo que los demás puedan pensar... no sé, cosas mías...;)))

    ResponderEliminar
  4. Sin duda, la fotografía de calle con los personajes urbanos es una de las más difíciles, pues se han de concentrar todos los aciertos y decisiones en un instante muy corto, es como una verdadera caza, algo que tú estás aprendiendo a dominar muy bien, aunque siempre encuentras nuevos retos, de ahí tu afán por seguir, por superarte y encontrar y materializar esas oportunidades en fotos tan buenas como esta. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Javier muy buena esta captura, Javier a mi me pasa eso que comenta esas fotografías las personas está en su estado natural no te posan hay la diferencia de su encanto gracias por su visita.
    Feliz fin de semana
    Un Cordial Saludo desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  6. A mí me pasa algo parecido, pero no consigo quitarme esa timidez que me impide fotografiar a personas anónimas. A veces lo consigo, pero sobretodo si llevo un zoom y lo hago en la distancia.
    Estoy leyendo actualmente el libro Foto a Foto de Tino Soriano, y él comenta siempre que en las fotos urbanas a personas anónimas, para no perder la espontaneidad de la toma, las hace sin preguntar, pero que luego pide permiso al retratado. Evidentemente, él las publica en reportajes, pero me queda esa sensación de que quizá es eso lo que debería hacer cuando hago este tipo de fotografía. Si ya soy timido para hacerlas, imagina para pedir permiso...
    Seguiremos como hasta ahora.

    Sobre tu foto, es un reflejo de la fuerza de la mujer, y cómo él se apoya en ella, no sólo físicamente. Me encanta.

    Un abrazo, Javier, y que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Another wonderful photo. Happy Saturday.

    ResponderEliminar
  8. très belle photo ! j'aime aussi les gens dans la
    rue et tous les mystères qui les entourent !
    bon weekend !

    ResponderEliminar
  9. Muy bien expresadas esas inquietudes¡¡¡ Es un genero fotográfico muy seguido, capturar la esencia, lo más significativo del mundo que nos rodea. Que yo sepa no es delito fotografiar a nadie desde una distancia prudencial sin su permiso. Adelante con tus fotos es un genero apasionante¡¡¡ Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola, Javier. Yo también lo hago, pero lo cierto es que me da muchísimo corte porque no a todo el mundo le puede agradar que lo fotografíes. Es una pena, porque hay escenas chulísimas que se te escapan por no ser capaz de lanzarte y hacer 'clik'.

    La foto que nos dejas es estupenda. Muy linda.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo con tu mujer, yo he realizado pocas fotos de gente si perdirla permiso, también es porqué soy muy vegonzosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar