jueves, 11 de noviembre de 2010

Foto cine


Cuántas fotos se realizarán al día en una ciudad como Barcelona. Pases por donde pases siempre encuentras una persona dispuesta a inmortalizar un rincón de la ciudad con su cámara. Cuando se produce algún acto festivo o unas fiestas populares en la calle al que acuden miles de personas y veo tanta gente enfocando siento una fascinación inexplicable. Me maravilla la fotografía, eso no es ninguna novedad, por eso me impresiona tanto cuando veo tal cantidad de cámaras en cualquier acontecimiento que se produce a lo largo del año. Unos van en busca de Colón, otros quieren llevarse la Sagrada Familia, otros el encanto de Las Ramblas... Qué magia tendrá la Fotografía que a tantas personas atrapa.


Vayas por donde vayas, sea una gran ciudad como Madrid o un pueblecito pequeño de la sierra de Cádiz siempre encuetras a alguien intentando capturar algún momento con la cámara. Quizás estés buscando vuelos Barcelona Madrid o desde cualquier otra parte para cambiar de ambiente y poder disfrutar de nuevas instantáneas.


A veces pienso que podría olvidárseme en casa la cartera, las llaves o incluso ponerme los pantalones, pero creo que nunca se me olvidaría salir a la calle sin la cámara...

10 comentarios:

  1. Bonita composición de fotógrafos con el cartel de Fotocine al fondo. Me imagino que estarán fotografiando al PAPA.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda un buena toma muy pensada y con mensaje¡¡¡
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Una foto muy graciosa, me ha gustado mucho y el cartel de detras queda que ni pintado, enhorabuena por tu foto saludos...

    ResponderEliminar
  4. el poder capturar, apropiarse de una imagen, es como robar almas, momentos... el tiempo.
    Es ese poder el que a mi me fascina. ser dueño de algo que solo uno mismo ha elegido, creado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Buena toma, Javier: la supiste ver bien, con el cartel al fondo, pero desenfocado para dar protagonismo a las cámaras.
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Olvidar la cámara cuesta, es como dejar una extensión de nosotros, dejar un ojo en casa. Interesante tu interrogante hipótesis de la ontología fotográfica.

    Que tengas una buena semana.

    Valery

    [Barcelona Daily Photo]

    ResponderEliminar
  7. ¡Cuántas veces me habré arrepentido de haber dejado la cámara en casa, porque aunque lleves un móvil con cámara, no es lo mismo, y si pensamos en alguien que como tú, además de no olvidarla, tienes siempre el ojo avizor, ése que no se pierde un detalle cuando menos chocante, ó complemento de lo fotografiado....entonces nos encontramos ante un verdadero fotógrafo!

    Gracias por compartir estas obras de arte cojn nosotros, Javier.

    Un muy fuerte abrazo.

    Enrique.

    ResponderEliminar
  8. Es una buena cosa, esa de no salir de casa sin la cámara, máxime ahora que hay cámaras pequeñas, de bolsillo, que nada tienen que envidiar a las grandes. Yo tengo dos grandes Olympus, y dos pequeñas, y sobre todo mi Panasonic suele venir conmigo en muchas ocasiones. Lástima que no siempre me acuerdo de echarla en el bolso, y... es entonces cuando me digo... ¡me cachis! ¡si la tuviera aquí...! :)

    Me encantan tus fotos, Javier :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. !No vale¡ El titulo te lo apuntaron. Original Saludos

    ResponderEliminar