domingo, 1 de julio de 2012

Esperando faena


Hace algún tiempo subí una foto de un limpiabotas que encontré por La Rambla, pensaba que era el único que hasta el momento quedaba en activo, pero cuál fue mi sorpresa hace unos días que encontré a otro esperando faena. Estuve un rato contemplándolo y la verdad es que no tuvo mucho éxito. Por delante de él pasaron cientos de personas en unos minutos, pero nadie reclamó sus servicios. Resulta curioso encontrar una tarea como esta, aunque me atrevería a decir que en La Rambla casi todo es posible. Además me encantó verlo aprovechar el tiempo con su pequeño libro. Al margen de la anécdota, me gustaría ir un poco más en mi reflexión, me pregunto por qué un señor con esta edad necesita buscarse la vida de esta manera, horas y horas esperando un cliente que, a cambio de limpiarle los zapatos, le dé unas monedas, en una ciudad como Barcelona, que a veces nos la muestran como una sociedad moderna y muy avanzada, pero está claro, y con todos mis respetos al señor y a su digna labor, que también guarda sus miserias.

12 comentarios:

  1. Esta claro que no son tales las bondades de la sociedad moderna, y se demuestra con fotos como esta y reflexiones como las tuyas. Lo peor, supongo que esto cada vez va a ir a más. Buena entrada, un saludo...

    ResponderEliminar
  2. Qué buena! has cogido al señor muy ensimismado con la lectura tanto que igual se le escapan clientes. No creo que nadie se limpie los zapatos allí...no se!
    No lo he visto y mira que paseo veces por La Rambla. Bien cierto es que cada uno vemos algo diferente.
    Saludo!

    ResponderEliminar
  3. Eres buenisimo con la cámara Javier!!! Me encanta esta foto! Dice tanto sobre el momento que estamos viviendo en nuestro pais... Un besazo guapo! Muacckkk

    ResponderEliminar
  4. La gente trata de ganarse unos céntimos como sea. Quizá con esto redondee la pensión que le ha quedado, y que será una mierda, como la mayoría de las pensiones.

    Me encanta, Javier. Es una foto estupenda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Javier.
    No es como nos cuentan... de cara a la galería todo es maravilloso y piensan en el bienestar de los ciudadanos, bla,bla,bla a la hora de la verdad la realidad de la calle es otra. Recuerda esto: cuando hablan de competividad están diciendo que has de cobrar la mitad y el empresario tendrá dos trabajadores al precio de uno, pero eso sí con impuestos, precios y pagar por los servicios esenciales, lamalo co-pago, re-pago o contra-pago.
    Habría que saber si este señor se ha dedicado siempre a esto a tiempo completo, parcial o porque simplemnte no quiere que desaparezca de la calle un oficio tan honesto honrado o quizás más que el de banquero.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Buena reflexión, yo que abandoné Barcelona hace ya mucho, te digo que desde aquí se ve más aún la miseria

    ResponderEliminar
  7. Bufff, yo te escribo este comentario días después del anuncio por parte de "nuestros" gobernantes de la subida abusIVA del IVA, y del resto de recortes que van a hacer, por lo que la miseria de nuestras calles aún será más elevada en los próximos meses. Seguro de ello estoy.
    Sobre este humilde limpiabotas, creo que la paupérrima pensión que debe cobrar le obliga a tener que buscarse aún la vida.
    La foto me encanta, Javier.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  8. Este agosto visitare tu ciudad como turista... la mejor guia para hacerlo.... Tu blog.
    Muchas gracias por enseñarme lo que busco
    Nos vemos... en blanco y negro

    ResponderEliminar
  9. Una verdadera pena que oficios como éste se pierdan en aras del "progreso", mucho más aún cuando nos están hablando de recortes los que en realidad usan la guillotina...para los demás.

    Magnífica foto.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar